sábado, 21 de mayo de 2016

Por la retirada del monumento al “Crucero Baleares”



Resultado de imagen de BARCO CARRETERA MALAGA ALMERIA
Entre 3000 y 5000 asesinados. La mayoría ancianos, mujeres, niñas y niños. “Una hilera de 30 kilómetros de seres humanos (…) Yacían hambrientos en los campos, atenazados, moviéndose solamente para mordisquear alguna hierba. Sedientos, descansando sobre las rocas o vagando temblorosos sin rumbo (…) Los muertos estaban esparcidos entre los enfermos con los ojos abiertos al sol” (Norman Bethune). Les rodeaban las bombas de barcos y aviones fascistas y pro-nazis, españoles e italianos. Desde el mar y el aire. Huían del frente de guerra. Civiles perseguidos y masacrados por el mero hecho de intentar escapar de una ciudad asediada, Málaga. Muchas de esas bombas cayeron sobre bebés, mujeres embarazadas, ancianos que no habían podido defenderse en sus casas e intentaban salvar sus vidas. Y muchas de esas bombas salieron desde el “Crucero Baleares”.
Esto es una realidad que ARCA ni nadie puede dudar. Aún hoy hay huesos esparcidos nadie sabe por dónde en las cunetas cercanas a la orilla del mar en la ruta Málaga-Almería. Una realidad que habla por sí sola. Y cuando responden con supuestas alegaciones como que un monumento conmemorativo a dicho barco es art decó; o que se debe recordar la historia; o que se retocaron sus inscripciones… no puedo más que emocionarme recordando las palabras de una de las víctimas de la carretera Málaga-Almería, que perdió a toda su familia en el camino, y que contaba en ese tiempo con escasos seis años: “eso no se olvida nunca. Muchas veces me acuesto y me despierto asustada creyendo escuchar el ruido de las bombas encima. Es un ruido terrorífico, que nunca podré olvidar”.
Desde el Foro por la Memoria del Bajo Guadalquivir, no entendemos que ningún parche argumentativo y supuestas razones lógicas apoyen el mantenimiento de un conjunto de piedras que nació bajo el auspicio del nazismo fascismo, para recordar un barco que asesinó a miles de personas inocentes. Con y sin ideología política. Es un deber democrático y de derechos humanos eliminar cualquier resquicio de conmemoración a dichos actos. ¿Os imagináis en Alemania un monumento a un barco nazi? ¿Quién quiere una sociedad que mantenga homenajes fascistas y de la ideología de la violencia y el asesinato? (nacieron para ello, nos da igual el cambio de letreros o los parches que le quieran pintar).
Porque queremos una sociedad libre de fascismos, guerras y que nada de esto se vuelva a repetir. Porque no se merece un solo niño asesinado bajo las bombas del “Crucero Baleares” que haya en el mundo una sola piedra que ponga en duda que eso pasó y que, además, lo celebre.
Por todo ello, desde el Foro por la Memoria del Bajo Guadalquivir, apoyamos la necesaria retirada de cualquier atisbo de homenaje a esos crímenes contra la humanidad. El monumento al “Crucero Baleares” no debe existir en una sociedad que defienda los derechos humanos. Sin parches. Sin excusas.


from Andalucía Republicana shared items on The Old Reader (RSS) http://ift.tt/1OFgR2m
via IFTTT