lunes, 7 de marzo de 2016

"RESIDENCIAS" PARA TRABAJADORES DEL CAMPO EN LOS MUNICIPIOS DE LA VEGA MEDIA DEL GUADALQUIVIR (ii)


"RESIDENCIAS" PARA TRABAJADORES EN OTROS MUNICIPIOS DE LA VEGA MEDIA DEL GUADALQUIVIR
Este trabajo completa la geografía de chozas de esta comaca. Muchos núcleos de chozas duranron hasta los años setenta.

MUNICIPIO DE ALCALÁ DEL RÍO
 
En Alcalá del Río, desde bastante antes de la finalización de la guerra, se va configurando un barrio de chozas en La Era Alta, en la zona de El Egido, que siempre fue mal visto por la Guardia Civil y por los demás vecinos. Eran sospechosos de todo y el primer lugar donde buscaban siempre que recibían alguna denuncia de robo. Entraban los guardias pegando, a diestro y siniestro, hasta que aparecía el que buscaban o el que cargaba con la culpa. Muchos de ellos llegaron de Granada, contribuyendo con su saber sobre el riego a la prosperidad de las tierras del municipio, a base de esfuerzo y dejar su vida en el trabajo; otros llegaron procedentes de Huelva y otras provincias, pero también vivieron en él alcalareños que no tenían medios económicos suficientes para tener una casa propia o arrendada en el viejo núcleo urbano.
También, en la carretera que une La Rinconada con Alcalá del Río, antes de llegar a las casas de los trabajadores de la Central Eléctrica, existió otra hilera de chozas.

MUNICIPIO DE CANTILLANA
En Cantillanaestaba el Barrio Mate(actual calle Extremadura), desde el matadero municipal hacia el norte, en dirección al puente del río Viar, siguiendo el camino viejo. A ambos lados del mismo estaban las chozas, donde vivían familias carentes de recursos, alejadas del resto del pueblo. Otro barrio marginal fue La Fuente, cerca de la Ermita de la Soledad, bastante separado de las primeras casas de la Calzá. También, en la Carretera de Lora (la llamada Avenida del 30 de Julio durante la Dictadura) se mantenían en pie algunas chozas en los años cuarenta y primeros de los cincuenta.
En Los Pajares(Cantillana) existían también chozas y casas pequeñas de trabajadores, cuyos solares habían sido cedidos por el Ayuntamiento durante la República, siendo Alcalde José Pueyo Solís, ante la imposibilidad de adquirirlos de otra forma. Después de la guerra siguió siendo lugar de asentamiento de trabajadores y sus familias.
Entre el arroyo Las Culebrasy la Estación de Cantillana, en el término municipal de Cantillana, la necesidad construyó otro asentamiento de 30 o 40 chozas, a los dos lados de la carretera Sevilla-Tocina, y tres cantinas. Se establecieron en este lugar a finales de los años cuarenta y años cincuenta. Pronto le llamaron Corea.Permaneció hasta los años setenta y aún se conservan algunas casas, construidas con posterioridad.
En El Cerrado de Miuralas chozas estaban diseminadas, existiendo una o varias en cada parcela. Es la finca (parcelada por el INC) que está frente a La Monta, en el término municipal de Cantillana, donde confluyen con los términos de Tocina, Villanueva del Río y Minas y Carmona. Llegaba hasta La Motilla, cerca de Los Rosales. Como en todos los lugares de chozas carecían de lo más elemental y los caminos se embarraban cuando llovía y no se podía salir a la calle. Además, muchas parcelas estaban encharcadas y llenas de juncos, por lo que tuvieron que trabajar duro para ponerlas en cultivo, según el testimonio de personas que vivieron en este lugar.

MUNICIPIO DE BURGUILLOS
En Burguilloslas chozas se concentraron en la Cruz de la Ermita, donde llegaron a existir unas 60 o 70, y junto a la carretera, a la salida del pueblo, en dirección a Castilblanco de los Arroyos, donde se asentaron unas 15 familias, que después hicieron sus casas en el mismo lugar.

MUNICIPIO DE LA ALGABA
En La Algaba,en el barrio de El Aral, también existió un buen número de chozas y patios de vecinos, muy alejados del núcleo central del pueblo.

MUNICIPIO DE VILLAVERDE DEL RÍO
En Villaverde del Ríosurgió el Barrio, en la dehesa cercana al río Guadalquivir, que es la actual Barriada San Sebastián. Este barrio fue construido por los forasteros que llegaban, a los que les daban un solar o lo tomaban y ellos se construían sus chozas. No tenían agua corriente, ni alcantarillado, ni luz eléctrica en las calles, como los demás lugares con chozas. Los vecinos de Villaverde no siempre miraron con buenos ojos a estos nuevos residentes; llamaron “Corea”al nuevo barrio.1Pero la realidad es que fue una barriada obrera, de chozos, donde se acomodaron como pudieron las oleadas de trabajadores que llegaron de Granada, Badajoz (Montemolín), Almería, Jaén, Córdoba... También de La Luisiana, Écija, Pruna y otras localidades sevillanas. Llegaron a vivir en ese lugar más de 500 personas, de las que el 90% eran andaluces.. Posteriormente, las chozas se transformarían en las casas de la actual barriada. Al principio sólo había unas 10 casas. Después, en 1946, construyeron otras 20 casas (las “casas baratas” de Lázaro Rivas, gobernador de Sevilla). Muchos de lo que llegaron entonces o sus descendientes siguen viviendo en el mismo lugar donde tuvieron su primera “vivienda”. Fue un barrio donde surgió gente descontenta, como me dicen los villaverderos, debido a las condiciones en las que vivían, sin ningún tipo de infraestructuras, prendiendo en ellos la rebeldía contra la dictadura y las injusticias y los deseos de una vida mejor, tal como ocurrió en otros núcleos mayores.

MUNICIPIO DE BRENES
En Brenesexistió otro núcleo o asentamiento chabolista a la entrada del pueblo, llegando desde San José de la Rinconada, que llamaban Las Chabolas.Había unas 80 “viviendas”. Eran breneros, pero también gente de otros lugares, que encontraron allí un lugar donde refugiarse y vivir durante la posguerra... Actualmente son los terrenos en los que están instalados la piscina y las pistas deportivas del municipio.

MUNICIPIO DE TOCINA
En Tocina,muchas de las familias que llegaban de fuera se tuvieron que instalar en El Coto,en chozas o casas pequeñas construidas por ellos mismos, donde carecían, como en todos los casos anteriores, de luz eléctrica, agua corriente o aseos, y se iluminaban de noche con carburo. Vivieron allí más de veinte familias hasta bien entrados los años sesenta. Actualmente en ese lugar está la Asociación Ecuestre de Tocina. Otro lugar, junto al pueblo, fue La Charca, donde habría unas 10 o 15 chozas.
En Los Rosales, las chozas, unas 15 o 20, se encontraban cerca de la Estación del Ferrocarril, partiendo del paso a nivel, donde la carretera se bifurca hacia Tocina o hacia a Guadajoz y Lora del Río.

 

(Del libro DE LA CLANDESTINIDAD A LA LIBERTAD CONQUISTADA, pp. 152-156),


1. Este barrio que surge en Villaverde del Río y que le llaman Corea es distinto al núcleo de chozas cercano a la Estación de Cantillana.


from DE LA CLANDESTINIDAD A LA LIBERTAD CONQUISTADA http://ift.tt/1p2Scya
via IFTTT